1. Home
  2. Tendencia
  3. Creá tu propia huerta

Creá tu propia huerta


¿Alguna vez soñaste con tener tu propia huerta en tu casa? En esta nota te acercamos tips y consejos para que puedas lograrlo. ¡Tomá nota!
Sin importar cuanto espacio tenés en tu casa, el sueño de la huerta propia es posible. Sólo necesitás un poco de tierra, agua, luz, paciencia y buena voluntad.
Lo bueno de esta actividad es que podés invitar a todos los integrantes de tu hogar a que participen, desde el más chiquito hasta el más grande, no importa cuanta experiencia se tenga y además porque es más simple de lo que parece.

Empezá por buscar un espacio en tu casa donde puedas crear. Puede ser desde un patio, una terraza o un balcón aunque sea pequeño. O hasta incluso puede armarse en cualquier recipiente, canasta o cajón. Todas las opciones son válidas a la hora de sentir el placer de cosechar tu propio alimento.
Lo ideal para no fallar en el intento es empezar por una huerta pequeña y con cariño y dedicación ir agrandándola de a poco. Eso sí, asegurate que tenga entre cuatro y cinco horas de sol directo como mínimo.

Sobre el decidir qué plantar es muy difícil, no porque no haya opciones, sino totalmente lo contrario, son infinitas las variedades que esta actividad nos ofrece. ¡Así que aprovechá y elegí lo que más te guste!
Hay especies que se pueden sembrar durante todo el año como: acelga, apio, lechuga, rabanito, perejil, zanahoria y remolacha son algunas de las opciones. La rúcula también pertenece a ese grupo de especies y es ideal para principiantes, se puede sembrar en cualquier estación del año y se cosecha a partir de 20 a 30 días después de la siembra. Consejo: esta planta necesita riego diario y que drene bien. Durante el invierno se puede sembrar puerro, cebolla, achicoria, brocoli, colifor, repollo, espinaca, ajo, arvejas, etc. Es muy común empezar plantando en casa tomates, espinacas, berenjenas, perejil, albahaca. Un dato curioso sobre este último es que después del verano la albahaca se marchita y muchos creen que es porque no se la cuidó bien, pero no, es el proceso natural de esta planta. Si te pasó alguna vez ¡alegrate y no te frustres!

Otro consejo útil si no disponés de mucha luz: elegí especies más fuertes que puedan soportar sin que les llegue el sol directo como las aromáticas. Un buen ejemplo de esto es la menta. Las plantas aromáticas por lo general son plantas más rústicas y resistentes.

Si pensás poner cada planta en su maceta, recordá que el tamaño debería ser por lo menos 15 cm de alto y de ancho como mínimo para que tengan espacio para echar raíces en busca de agua, nutrientes y puedan crecer. Lo mismo si tu huerta está en tierra. Si usás una maceta grande para plantar varias plantas, tené en cuenta que debe haber distancia entre ellas y además tenés que tener en cuenta los cuidados de agua y luz para combinar las plantas. Otro consejo más que útil es que recuerdes perforar la base ya que es vital para permitir el drenaje. Si tenés tiempo juntá agua de lluvia para que tengan un mejor riego. Importante: hay que darles las mejores condiciones para que puedan desarrollarse y puedan crecer.
El material de las macetas puede ser la que más te guste ya sea de plástico, de metal, cemento, cerámica o cualquier otro. Ellas nos ayudan a transformar la estética del lugar convirtiendo los espacios grises y vacíos en armoniosos lugares verdes.

El plus de crear tu propia huerta en casa es que nos invita a mejorar el sabor de nuestras comidas, también a cuidarnos y nos ayuda a incluir alimentos saludables en nuestras casas generando un cambio de conciencia sobre el cuidado del medio ambiente. Como si fuese poco, también ayuda a la economía familiar. Sólo es cuestión de animarse a meter las manos en la tierra.

Consejo Live.Love.Lux:
Si te ensuciaste realizando esta bella y saludable actividad no te preocupes. Electrolux posee una amplia linea de lavarropas para que puedas controlar tus lavados en todo momento.

Post Img Post Img Post Img

Notas

Relacionadas

Comentarios

Compartir