1. Home
  2. Maru botana
  3. El postre que nunca falla

El postre que nunca falla


El mundo se divide entre los que los que comen el budín de pan solo y los que les gusta sumarle agregados como crema y dulce de leche. Pero en definitiva, todos compartimos un factor en común: el gusto por el budín de pan.

Con esta receta vas a aprender a hacer un delicioso budín para darles un gusto a tus chicos o, por qué no, un gusto para vos misma.

Vas a necesitar:
400g de miga de pan
1L de leche
250g de azúcar
1 cda de esencia de vainilla
2 huevos
3 yemas
2 claras a nieve

Comenzá cortando el pan en pequeños cubos y sacándole la corteza. Colocá todos los pedazos de pan que vayas separando en un bowl.
Poné la leche a hervir hasta que rompa en hervor, retirala del fuego y agregale la azúcar y la esencia de vainilla. Ahora volcá la leche sobre el bowl que tiene los panes y mezclá bien. Agregale los huevos y las yemas, continuá mezclando todo.
Aparte batí las claras a punto nieve (¿cómo darnos cuenta si ya están a punto? Por su textura compacta) e incorporalas a la otra preparación con movimientos envolventes.

Antes de poner todo en el horno, tenés que acaramelar un molde. ¿Cómo?
Colocá el azúcar en una budinera o flanera. Llevala a fuego directo sobre la hornalla y agitá el molde hasta que el azúcar se transforme en caramelo. Andá girando el molde para que el caramelo cubra toda la superficie.

Ya casi estamos. Ahora, con el molde acaramelado, llenalo con la preparación que hiciste antes.
Ponelo en el horno a temperatura moderada, y a baño María, hasta que la superficie del budín esté firme.
Retiralo del horno y dejalo enfriar. Llevalo a la heladera durante dos horas, finalmente sacalo y ya va a estar listo para ser desmoldado.

Queda en vos decidir si va a ser acompañado por unas cucharadas de crema o dulce de leche (¡o ambas!)

Post Img Post Img Post Img

Notas

Relacionadas

Comentarios

Compartir