1. Home
  2. Tendencia
  3. Cómo incorporar las semillas en tu vida cotidiana

Cómo incorporar las semillas en tu vida cotidiana


Hasta no hace mucho tiempo la incorporación de semillas en la dieta cotidiana era algo que solo algunos conocían, como si fuera del mundillo de los vegetarianos más empedernidos o de las abuelas y su sinfín de “las cosas que hacen bien”. Pero… ¿Sabías que no hace falta ser de ninguno de estos dos grupos para incorporar las semillas en la dieta?

A partir de la difusión de las bondades de diferentes semillas, cada vez más personas empezaron  a incorporarlas en su dieta, otro porcentaje porque la moda lo impuso y los curiosos culinarios tampoco se quedaron atrás. Pero no todas sabemos qué propiedades tienen y cómo empezar a incorporarlas en nuestro día a día.

Al haber muchas variedades de semillas podemos confundirnos primeramente sus nombres, después sobre qué aportes pueden hacer a nuestra alimentación y por último, en qué preparaciones quedan mejor unas y otras. Cada semilla tiene su beneficio y su aplicación, por eso hoy te mostramos las más conocidas y qué podes hacer con estas pequeñeces.

Semillas de chía

Son pura fibra, y la fibra ayuda a sentirte llena, fomenta la sensación de saciedad. Son aliadas imprescindibles si estamos tratando de perder esos kilitos de más que acumulamos durante el invierno o las fiestas. Además, las semillas de chía abundan en calcio, hierro así que son excelentes para la salud de la piel ya que nos ayudan a eliminar las toxinas y a evitar el envejecimiento prematuro.

Tip importante: Si estás embarazada el calcio te viene de 10 y el cuidado de la piel por las hormonas es fundamental, acordate que se generan manchas en la cara que resultan un complejo más para aquellas que ya se sienten incómodas con todo ese proceso natural.

¿Dónde las podés incorporar? Te proponemos los medios líquidos, en tu licuado de frutas cotidiano, en tus jugos, sopas, e incluso en los aderezos quedan muy bien generando textura en el paladar.

Semillas de sésamo

Estas semillas seguramente son las que más te suenan ¿no? Son esas intrusas que vienen en el pan que usamos para hamburguesas. Estas intrusas ayudan a regular los niveles de colesterol gracias a la lecitina que contienen, también cuentan gran cantidad de proteínas, grasas no saturadas, calcio, hierro y zinc. Por eso son ideales para las que hacemos ejercicio aeróbico ya que las proteínas ayudan a recuperar los músculos después del esfuerzo.

Datito útil: Podés comprar las semillas crudas en alguna dietética, hay blancas y negras, visualmente quedan muy lindas juntas. Tostalas en una sartén por algunos minutos para ganar crocantez y usarlas en ensaladas, para preparar sushi, o pan.

 

Post Img Post Img Post Img

Notas

Relacionadas

Comentarios

Compartir