1. Home
  2. Diseño
  3. 7 razones por las cuales amamos el diseño escandinavo

7 razones por las cuales amamos el diseño escandinavo


Un estilo que acapara todas las miradas. 

 

Destacado por su belleza atemporal, el diseño escandinavo se convirtió en uno de los estilos más confiables por su simplicidad, calidez y sofisticación. 

Dentro del mundo del diseño, esta tendencia fue adoptada en los últimos años por su capacidad de adaptarse a cualquier espacio a través de sus serenas paletas de colores, líneas elegantes y un uso intensivo de los recursos naturales. 

 

Animate a descubrir las mejores cualidades de este estilo de origen europeo. 

 

El diseño escandinavo ha recibido reconocimientos y buenas críticas por su capacidad de permanencia, que se atribuye a su funcionalidad, utilidad y, naturalmente, su belleza atemporal. 

 

¿Querés empezar a transformar tu hogar siguiendo este estilo? Te brindamos una mirada más cercana al diseño escandinavo.  

¡Conocé las 7 razones que más nos gustan de este estilo! 

 

  1. Crea espacios limpios y tranquilos que resultan acogedores. 

 

Partiendo de líneas sencillas y formas, esta tendencia te permite transformar tus espacios, añadiéndole calidez. 

El diseño con paleta de colores neutros y con una ornamentación mínima dan como resultado piezas de diseño que se sienten contemporáneas y sofisticadas. 

 

  1. Es el equilibrio perfecto entre el minimalismo y el exceso de espacio. 

 

El minimalismo es el arte de conceptualizar y contar con suficientes detalles lo que buscamos transmitir. Fusionando esta vanguardia con grandes espacios, se genera un clima de relax ideal para cualquier habitación. 

 

  1. Pone el foco donde debe estar: menos es más. 

 

El diseño escandinavo tiene un enfoque simple que refleja serenidad y sofisticación.  

Para poder lograr esto debemos tener un tratamiento adecuado con nuestros objetos decorativos y su combinación con los espacios elegidos. 

Eligiendo una única pieza como protagonista logramos explotar la belleza de la misma, cosa que no sucede cuando hay más de un accesorio llamativo o éstos se encuentran en un espacio complejo o desordenado. 

Esto no significa que dejes de comprar artículos de decoración. Lo que fomenta esta tendencia es la compra consciente y práctica, adquiriendo muebles nórdicos y decoración vintage que aporte y dé vida a cada rincón. 

 

  1. Invierte en piezas de calidad, no en cantidad. 

 

La artesanía es uno de los puntos que más nos llama la atención en cuanto a esta tendencia. 

Gran parte del diseño escandinavo tiene piezas donde resaltan los trabajos artesanales, donde se transforma el recurso natural en una bella pieza. 

Sumar este tipo de objetos aporta calidez y personalidad, volviendo único cada espacio. 

 

  1. Armoniza mediante el uso correcto de las paletas de color. 

 

Al entrar en una habitación, lo primero que nos impacta es el color de la misma.  

Esta elección influye en nuestro estado de ánimo y en la sensación que nos genera el espacio. 

 

La mayoría de los colores escandinavos se encuentran en la paleta de fríos, siendo los más elegidos los tonos grises, blancos y azules. También utiliza colores pasteles, como azul cielo y crema. 

Estas las combinaciones ayudan a producir espacios sencillos pero elegantes. 

 

  1. Conecta tu hogar con la naturaleza. 

 

Con una clara inspiración en los recursos naturales, esta tendencia hace que la luz natural y la vegetación sea parte de tu casa. 

Texturas orgánicas (como lino o lana), madera, formas y patrones de flora y fauna reflejan las características de los países escandinavos y su amor por la naturaleza. 

 

  1. La luz natural es la protagonista. 

 

Cuando se trata de iluminar, no hay nada mejor que la luz que nos ofrece el sol. 

Los espacios empapados de luz natural, con ventanas abiertas que filtran lo mejor de la naturaleza, nos transmiten una increíble tranquilidad y transforman cualquier lugar en un espacio de relax. 

Otras opciones que están al tanto de esta tendencia son las lámparas de escritorio y luces colgantes de diseño minimalista o vintage y las clásicas velas. 

Lo importante es que nunca falte luz en la habitación, ya que la iluminación de los espacios es uno de los puntos a favor más fuertes del estilo escandinavo. 

 

Si tuviéramos que definir al diseño escandinavo en tres palabras, éstas serían: simplicidad, calidez y naturaleza.  

 

Lo que nos enseña que no necesitamos de mucho para convertir cualquier rincón de tu casa en un espacio de vanguardia. 

 

Ahora que ya sabes las principales características que amamos de esta nueva tendencia de decoración, ¿te animás a transformar tu hogar siguiendo este estilo? 

 

Post Img Post Img Post Img

Notas

Relacionadas

Comentarios

Compartir