1. Home
  2. Tendencia
  3. Alimentación consciente: claves para comer saludable y disfrutar

Alimentación consciente: claves para comer saludable y disfrutar


Si hay algo que tenemos claro es que la alimentación saludable es muy importante para mejorar la calidad de vida. Muchas veces nuestra rutina acelerada maneja su propia agenda y no nos permite cocinar desde cero.

La alimentación consciente vino a plantearnos una nueva perspectiva para el cuidado de nuestro cuerpo y mente.

Es un método que nos ayuda a volver a percibir nuestro balance de hambre y la saciedad.

Seguir una dieta implica una cuota de organización, calcular calorías, excluir alimentos, idas al supermercado, y algunas son tan estrictas que la frustración, al no poder sostenerla 100% al pie de la letra, llega tarde o temprano.

Sin embargo, llevar a cabo unos simples cambios de hábito pueden mostrarnos una puerta hacia una alimentación que hará que nos sintamos más equilibrados.

 

Te compartimos algunas claves:

 

Tomate con seriedad el tiempo para comer.

Comer en el escritorio donde pasamos todo el día trabajando ¡no es una opción!

Es necesario que nos sentemos y bajemos todas las revoluciones que generamos en el día para distraer la cabeza y disfrutar de nuestra comida.

 

Disfrutá conscientemente de los sabores.

Tomá noción de cada bocado.

¿Hace cuánto que no disfrutás del sabor de tus alimentos?

 

Masticá bien.

Con cada bocado asegurate de masticar entre 15 a 20 veces antes de tragar.

Intentá distinguir los sabores que forman tu plato.

 

La alimentación consciente lejos está de ser considerada una dieta. 

Su modelo no es la prohibición ni la restricción de alimentos, tampoco es una lista  de instrucciones sino que cada persona lo puede adaptar de acuerdo a sus necesidades.

Generalmente, la forma en la que nos alimentamos es una rutina generada en mucho tiempo y tratar de cambiarla rotundamente de un día para el otro puede frustrarnos.

Lo recomendable es  incorporar los cambios de alimentos y hábitos de forma paulatina.  Además, este modelo no abarca exclusivamente los alimentos light, vegetarianos o veganos.

El eje es alimentarse de manera responsable y prudente y para eso propone organizarse, planificar, pensar, y también disfrutar.

 

Nunca está de más recordar que nuestro cuerpo está compuesto en un 60% por agua.

Por eso, comenzar el día con un vaso de agua y consumir frutas es una de las recomendaciones.

Los jugos y licuados son opciones perfectas con mucho sabor que cumplen el objetivo de la hidratación.

 

Los vegetales son nuestros grandes aliados.

Además de aportarnos saciedad y nutrientes, dan color a nuestros platos volviéndolos más atractivos y apetitosos.

¡Te proponemos aprovechar la sabiduría de la naturaleza y consumir los nutrientes que nos aportan las verduras de estación!

En una ensalada, un salteado de verduras, en nuestro yogurt o acompañando un plato de frutas las semillas y frutos secos dan ese toque crocante que, además:

  • Nos brindan saciedad.
  • Reduce niveles de colesterol malo.
  • Nos aporta proteínas y antioxidantes.

La idea es planificar el menú para varios días y preparar todo de una vez o tener siempre una base variada de ingredientes que nos permitan salir del apuro sin caer en comidas ultra procesadas.

 

¿Qué te parece esta propuesta? ¿La harías?

 

¡Te invitamos a cocinar a conciencia y disfrutar mucho más de tus comidas!

Post Img Post Img

Notas

Relacionadas

Comentarios

Compartir