1. Home
  2. Tendencia
  3. Cocinar al wok

Cocinar al wok


El wok es un elemento característico de la cocina oriental que permite cocinar de forma sencilla y, fundamentalmente, sana. En esta nota queremos que aprendas a sacarle provecho a este hermoso y tradicional utensilio de cocina.

Este elemento es una especie de sartén de hierro fundido o de acero. Tiene forma redonda y su diámetro supera normalmente los 30 cm. Es la combinación ideal entre las sartenes y las cacerolas.

El wok tradicional es de hierro pero los que vemos comúnmente en los bazares son de acero inoxidable. Los de hierro no contienen antiadherentes de teflón y, además, distribuye el calor de una manera más uniforme al igual que las sartenes de hierro.

Los woks de acero inoxidables pierden ese “encanto” del hierro pero, en su defensa, son más fáciles de maniobrar ya que pesan menos.

Para los más modernos existen los woks eléctricos. Su beneficio es que podés usarlo en cualquier lugar que haya enchufe y electricidad, pero su desventaja es que son un poco más difíciles de manejar.

Si tu wok es nuevo y estás súper ansioso/a de usarlo, antes tenés que “curarlo”. Lo mejor es que pongas un poco de aceite y lo calientes al fuego, removiendo para que se impregne en toda la superficie. Después dejalo enfriar, pero con el aceite dentro. Una vez frío, tirá el aceite y está listo para su uso.

Normalmente se usa para saltear alimentos, pero no te limites con su uso, podés hasta guisar, freir o incluso cocinar al vapor de una manera muy sana. Con este utensilio, los alimentos conservan todo su sabor y olor, repartiendo la esencia de los ingredientes sin que se pierdan durante el proceso de cocción.

Otra beneficio, que tiene este instrumento de cocina, es que podés cocinar con poco aceite. Se recomienda que agregues el aceite una vez que el wok esté bien caliente, pero antes de agregar los alimentos dejá que este agarre temperatura. Podés utilizar aceites aromáticos para darle más vida a tus comidas.

Pero si vas a freír, recomendamos que añadas abundante aceite de oliva y dejes que se caliente bien antes de empezar a freír. La ventaja que tiene para cocinar con aceite es que, por su forma, el aceite salta menos que otras sartenes y descomprime el trabajo a la hora de limpiar.

Una de las técnicas para cocinar con wok es remover sin parar para que los alimentos se cocinen al mismo tiempo y por igual. Es fundamental que se remueva constantemente.
Para no rayar este utensilio usá siempre una cuchara o espátula de madera.

Además de sano suele resultar muy rápido cocinar en él, solo tenés que tener todos los ingredientes preparados y lo que necesites para sazonar.

El plato más de moda que se cocina con wok es el de verduras con carne o pollo. El truco está en saltear los alimentos a muy alta temperatura, ya que así quedan sellados por fuera, dorados y crujientes y jugosos en su interior. Otro secreto: cortá los ingredientes en tiras o láminas aproximadamente de mismo espesor, así se cocinan por igual. Como muchos lo comen con palillos, como en la cultura oriental, los trozos deben ser medianos, lo que quepa en un bocado.

Se pueden hacer combinaciones de los alimentos que más te gusten, ya sea todo tipo de verduras como cebollas, pimientos, espárragos, champiñones, etc. Además se le añaden carnes de vaca o pollo o de pescados y mariscos.

Para cerrar, recordá que, una vez ya utilizado, debe ser lavado con agua bien caliente. Para que no se oxide, pasale por el interior un papel de cocina con un poquitito de aceite.


Consejo Live.Love.Lux:
Esperamos que nuestros consejos Electrolux te sirvan tanto como nuestros electrodomésticos para facilitarte las tareas del hogar.

Post Img Post Img

Notas

Relacionadas

Comentarios

Compartir