1. Home
  2. Food
  3. Comida Digital

Comida Digital


Ratatouille es una de esas películas animadas que a todos les encanta y, en este caso, representa muy bien todo el universo de la comida que nos abre el apetito a través de la vista, sin siquiera probar los platos. No solo la historia que desarrolla la peli es súper ejemplificativa, sino que los detalles visuales y narrativos ayudan a que empecemos a sentir que el estómago nos pide que ingiramos comida.

Ahora bien, cada vez que abrimos Facebook (o cualquier otra red social)  vemos un nuevo restaurante a seguir: orgánico, crudo, vintage, retro, tic, multicultural, vegano, fusión y más.

Las redes sociales son una herramienta muy fuerte, económica y efectiva cuando se trata de dar a conocer un lugar. De hecho, se considera que para promocionar locales de comida se DEBE tener cuentas en plataformas sociales (como mínimo Facebook e Instagram).

Las redes sociales tiene dos componentes muy importantes: por un lado, el abanico visual y, por el otro, todo lo informativo que puede ser. Son estas dos variables fundamentales para encontrar oferta y demanda a la hora de emprender algo gastronómico a través de las mismas.

Entonces, ¿qué cosas tenemos que tener en cuenta sobre la comida digital?
¿Qué hace que estas recetas se vean tan tentadoras?
¿Cómo atraerlos por primera vez?
O incluso ¿cómo antojarlos para que vuelvan?
Acá van un par de consejos para hacer 100% efectivo nuestros manjares online.


  1. Fotografías llamativas

Lo que no se exhibe, no se vende. Hay muchos perfiles en redes sociales que nos detallan un excelente plato del día, pero por más que me digan que es una deliciosa ensalada de sandía y queso, el efecto llamativo se pierde al no tener el componente visual. Y muy importante que sean las fotos de la comida que realmente se vende. Caso contrario, puede traer un resultado negativo.

  1. Diseño simple

Menos es más, así de sencillo. A veces nos ponemos muy creativos porque encontramos unos vectores soñados de cucharitas y conitos de helado que se verían divinos en el diseño, pero realmente lo que va a vender es una buena fotografía del budín de limón. Dejá que tu producto hable por sí mismo.

  1. Descripciones detalladas

Las palabras pueden provocar sensaciones, es un hecho científico. Está comprobado que la zona cerebral encargada de la información olfativa se activa al leer ciertas palabras como “limón y sal”. A veces leemos ciertas frases e instantáneamente percibimos el sabor u olor. Para que quede más claro un ejemplo:

No es lo mismo decir “¡Hoy tenemos deliciosos bagels con palta!” que “Bagels recién tostados a la parrilla, dip cremoso de queso de cabra con hierbas y para cerrar palta con pimienta negra y eneldo” ¿Antojada?

Hablarle al consumidor, como si tuviese el producto frente a sus narices es súper efectivo y aviva a un par de indecisos a ponerlos en el mood de “comer algo rico”.

Por último y no menos importante: el delivery. Es importante que cuentes con la vajila descartable indicada para que llegue en excelente estado desde el punto A hasta el B. La rapidez, calidad y precio van a hacer que tus clientes reincidan o prueben otras cosas en busca de algo superador.

Todo depende de las 4 variantes que te planteamos arriba para lograr una armonía en tu proyecto. Desde Electrolux te brindamos soluciones simples para que puedas innovar desde tu casa con tus electrodomésticos. Para esta ocasión te recomendamos nuestra línea de heladeras y hornos para llevar a cabo todo tipo de micro emprendimientos gastronómicos.

Esperamos que te animes y saques fotos lindas y reales, hagas un diseño simple y arraces con los copys descriptivos. ¡Llenate de likes!

Post Img Post Img Post Img

Notas

Relacionadas

Comentarios

Compartir